REHALA

"Rehala" nace con la idea de dar auge en la red a un mundo tan autentico y tan bonito como es el de la REHALA de monteria. Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que monteria tras monteria realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

No hay verdadera monteria sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida:de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en direccion que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosimil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes caracteristicas principales: fuerza, coraje,perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

lunes, 21 de mayo de 2012

III Feria de Perros de Caza “BERROCAZA”. Santa María del Berrocal (Ávila)


En un principio tenía previsto quedar a medio camino con Ricardín Barbero y así subirnos juntos hasta Santa María del Berrocal. Los vadillos, en esta ocasión, serían los únicos representantes cordobeses en asistir a BERROCAZA, y lo idóneo era que me recogieran al paso por Badajoz. Finalmente y tras varios cambio de planes, cada uno tomaría la ruta que más le convendría y bien temprano nos veríamos en el citado pueblo abulense.

En el cartel de la tercera edición de Berrocaza, los vadillos como protagonistas..

El madrugar no cuesta cuando por delante tienes un día trepidante como lo iba a ser sin duda el de marras. Así, sobre las seis da la mañana estaba saliendo de Badajoz por la nacional que va dirección Cáceres. Desde la capital cacereña, y por la ruta de la plata, pasé por Plasencia, Hervás y Béjar, desviándome hacia Sorihuela para llegar a Santa María del Berrocal tras atravesar Santibáñez de Béjar, Puente del Congosto y Villar de Corneja.

Llegada a Santa María del Berrocal (Ávila)

El camino se me hizo corto y la ausencia de tráfico a esas horas lo hizo comodísimo, de vez en cuando charlaba con Ricardín por el teléfono para contarnos por dónde íbamos cada uno. En menos tiempo del esperado me vi en las estrechas calles de Santa María del Berrocal. Varias fueron las rehalas que tuve que ir adelantando por el camino, se iba palpando en el ambiente que ese domingo era el día de las rehalas en BERROCAZA, el día grande de la feria.

Listado de algo muy importante en cualquier feria: los colaboradores.

El año pasado me fue imposible asistir al encontrarme de viaje en Asturias, por lo que las ganas que tenía de conocer la feria eran tremendas. Organizada por el Ayuntamiento de Santa María del Berrocal, la Asociación de Cazadores “Las Cabezas” y Rubén González, y con la colaboración de la Diputación Provincial de Ávila y la Federación de Caza de Castilla y León, BERROCAZA celebró los días 17 y 18 de Septiembre su tercera edición.

Actividades previstas para la tercera edición de Berrocaza.

Soltando el coche en el aparcamiento comprobé que Ricardín ya había llegado, su nuevo furgón se diferenciaba ya entre lo de los más madrugadores, dando por supuesto que los vadillos debían estar ya en su jaula, como así fue. Decidido me encaminé en su busca cuando, al poco de atravesar la puerta de entrada, topé con Laurita Martín, mi amiga Laura. La de Béjar andaba enfrascada descargando sus preciosos orejones y no la quise entretener mucho, quedaba toda la jornada por delante para ponernos al día e intentar por enésima vez meterla en la verea de los envelaos.

Los vadillos, como siempre madrugadores, ya estaban en su jaula.

Llegué en el momento preciso, afortunadamente el divertido e inevitable lio que se monta cuando el grueso de carritos, furgonetas y camiones maniobran entre las jaulas tuve la posibilidad de vivirlo junto a Ricardín y al Cuca al pie del cañón. Barbero me comentó que fue el primero en llegar, que incluso le abrieron a él la feria, hecho este que no me extrañó pues es algo a lo que ya nos tiene acostumbrado el madrugador perrero de D. Joaquín Vadillo.

Al ser de los más madrugadores la televisión de Castilla y León se acercó a charlar con nosotros.

El chorreo de rehalas era incesante. La mayoría, como es lógico, de la provincia de Ávila y otras de provincias limítrofes o inclusive más lejanos. Entre tantas, y haciendo memoria recuerdo representantes de varias provincias: Por ejemplo, El Tío Ceci por Madrid, Ramos por Toledo, Cañina por Cáceres, Charras por Salamanca y por supuesto, los vadillos por Córdoba. El grueso de las comunidades autónomas monteras estaban representadas en BERROCAZA, no así las provincias.

El Tio Ceci también tuvo que pasar por el micrófono de Castilla y León TV.

Un variado programa repleto de múltiples exhibiciones, concursos y campeonatos provocaba que en el amplio recinto ferial no fueran a cesar las actividades desde las nueve de la mañana, hora en que arrancaba cada día la feria. Hasta que se pusiera el sol a última hora de la tarde, no existía un instante para aburrirse. Galerías de tiro, demostraciones con perros de madriguera y de rastro, tiro con arco, recorridos de caza, compak-sporting y un sinfín de variopintas actividades que mantuvieron entretenidos a los muchos visitantes que asistieron a BERROCAZA.

Los polivalentes Deutsch Drahthaar no faltaron a Berrocaza.

Ágilmente, los miembros de la organización fueron mostrando a cada rehala su ubicación y entregando las acreditaciones. Mover tal número de rehalas, de vehículos y de perros no es nada fácil, créanme. Los pasillos con las jaulas repletas de perros pronto mostraron una imagen espectacular, un número próximo al medio centenar de rehalas y casi mil quinientos perros hicieron de Santa María del Berrocal la capital del perro de caza por un día.

Poco a poco fue creciendo el ambiente en Berrocaza.

La tranquilidad de estar todo ya organizado y montado permitió que nos acercáramos a saludar a amigos y conocidos a la par que otros venían en busca nuestra al pasillo central, junto a las jaulas donde se mostraban los vadillos, los podencos del Tío Ceci y los atravesaos berrendos de los Charras. Por delante teníamos todo un día para disfrutar charlando y cambiando impresiones acerca de algo tan bonito como los perros de rehala.

En compañía de Agustín Sánchez de rehalas charras y Ricardín Barbero.

Antes de que empezáramos a mover el bigote con las viandas que cada uno había traído para el evento, aproveché para dar mi paseo de rigor y así empaparme de feria, visitar la carpa y los stands presentes en ella, pasar revista al gran número de rehalas allí presentes y echar un vistazo a los fogones del bar. Con la única compañía de mi cámara de fotos y sin prisa alguna, fui recorriendo los pasillos flanqueados por las jaulas disfrutando así con el bello espectáculo de tanta variedad de perro junto.

Desde primera hora, pinches y cocineros andaban liados con su tarea.

Jaulas habilitadas había una barbaridad, varias filas paralelas en las que se podían observar finos podencos de talla chica y mediana, serios perros de presa, nerviosos jagd terrier y las consabidas rehalas, además de mil y una raza de perros que se me haría eterno enumerar. Después de percatarme de la presencia de algunas jaulas de rehalas vacías, otras que venían ocupando doble sitio y admitiendo que pudiera haberme dejado alguna atrás, contabilicé cuarenta y siete rehalas, las cuales me dispongo a enumerar.

1) Rehala Piedrahíta, propiedad de D. Álvaro Blázquez de Piedrahíta (Ávila). Divisa collar naranja.

Perro de la rehala Piedrahita de D. Álvaro Blázquez.

2) Rehala El Podenquero, propiedad de D. Julián Daza de Narrillos de San Leonardo (Ávila). Divisa collar naranja.

Seria la estampa del perro de agarre de la rehala El Podenquero de San Leonardo (Ávila).

3) Rehala propiedad de D. Alberto Juárez de Mombeltrán (Ávila). Divisa collar amarillo sobre fondo negro.

Perros de la rehala propiedad de D. Alberto Juárez.

4) Rehala Hermanos Fernández, propiedad de D. Feliciano y D. Miguel Ángel Fernández de Cuevas del Valle (Ávila). Divisa collar amarillo.

Rehala Hermanos Fernández de Cuevas del Valle (Ávila).

5) Rehala La Tejera, propiedad de D. Leoncio Martín de Bohoyo (Ávila). Divisa collar bandera nacional sobre fondo negro.

Rehala La Tejera.

6) Rehala El Bragao, propiedad de D. Bruno Cabello de Nava del Barco (Ávila). Divisa collar celeste.

Perro de la rehala El Bragao de La Nava del Barco (Ávila).

7) Rehala Zapardiel, propiedad de D. Juan José Prieto de Zapardiel de la Ribera (Ávila). Divisa collar amarillo y azul.

Perro de la rehala Zapardiel de Zapardiel de la Ribera (Ávila).

8) Rehala El Zorro, propiedad de D. Daniel Sánchez de Aldeanueva de Santa Cruz (Ávila). Divisa goma amarilla.

Perros de la rehala El Zorro.

9) Rehala La Pedrera, propiedad de D. David Gil de Barco de Ávila (Ávila). Divisa collar amarillo y corbata azul.

Perros de la rehala La Pedrera.

10) Rehala Gredos, propiedad de D. Manuel Martín de La Aldehuela (Ávila). Divisa collar verde.

Valiente de la rehala Gredos de La Aldehuela (Ávila).

11) Rehala La Torre, propiedad de D. David López de Junciana (Ávila). Divisa collar rojo.

Perros de la rehala La Torre de Junciana (Ávila).

12) Rehala Serrano, propiedad de D. José Luis Martín de Béjar (Salamanca). Divisa collar rojo.

Orejón de la rehala Serrano de Béjar (Salamanca).

13) Rehala Cano, propiedad de D. José Carlos Ramé de Cenicientos (Madrid). Divisa collar de cuero con corbata verde y amarilla.

Rehala Cano de Cenicientos (Madrid).

14) Rehala Rosindo, propiedad de D. Ramón Mateos de Zarza de Granadilla (Cáceres). Divisa collar azul.

Rehala Rosindo de D. Ramón Mateos.

15) Rehala propiedad de D. Julián Náñez de Ávila (Ávila). Divisa collar amarillo sobre fondeo verde.

Atravesao de la rehala propiedad de D. Julián Náñéz de Ávila.

16) Rehala Riofrío, propiedad de D. José Hernández de Riofrío (Ávila). Divisa collar celeste con corbata azul y amarilla.

Perro de la rehala Riofrio de D. José Hernández.

17) Rehala El Soto, propiedad de D. Ricardo Nieva de Navalmoral de la Sierra (Ávila). Divisa collar verde con corbata azul y verde.

Perro de la rehala propiedad de D. Ricardo Nieva.

18) Rehala Tiétar, propiedad de D. Miguel Cámpelo de Sotillo de la Adrada (Ávila). Divisa collar naranja y verde.

Atravesao de la rehala Tiétar de Sotillo de la Adrada (Ávila).

19) Rehala Navalmoral, propiedad de D. Ernesto del Peso, D. César Castro y D. Óscar Sánchez de Navalmoral de la Sierra (Ávila). Divisa collar rojo sobre fondo azul.

Perro de la rehala Navalmoral.

20) Rehala Javi, propiedad de D. Francisco Javier Herranz de Navalmoral de la Sierra (Ávila). Divisa collar bandera nacional y collar naranja.

Rehala Javi de Navalmoral de la Sierra (Ávila).

21) Rehala Perales, propiedad de D. Víctor Herrero de Sanchorreja (Ávila). Divisa collar bandera nacional sobre fondo negro.

Rehala propiedad de D. Víctor Herrero.

22) Rehala Peñablanca, propiedad de D. Mariano Gutiérrez de Sigeres (Ávila). Divisa collar manzana y goma verde.

Perro de la rehala Peñablanca.

23) Rehala La Solana, propiedad de D. Diego Martín de Solana de Rioalmar (Ávila). Divisa doble collar blanco sobre fondo azul.

Perros de la rehala propiedad de D. Diego Martín.

24) Rehala Antonio, propiedad de D. Antonio Jiménez de Muñana (Ávila). Divisa collar de cuero con flecos rojos.

Perro de la rehala propiedad de D. Antonio Jiménez.

25) Rehala La Vega, propiedad de D. José Sánchez Fermosel de Cenicientos (Madrid). Divisa collar bandera nacional.

Perro de la rehala La Vega.

26) Rehala de la Mata, propiedad de D. Adolfo de la Mata de Baños de Montemayor (Cáceres). Divisa collar naranja con chapa verde.

Homogénea la rehala propiedad de D. Adolfo de la Mata.

27) Rehala propiedad de D. Roberto Iglesias de Abadía (Cáceres). Divisa collar y corbata bandera nacional.

Perros de la rehala propiedad de D. Roberto Iglesias.

28) Rehala Cuarto de los Santos, propiedad de D. Ángel Gómez y D. Casto Castellano de Moraleja (Cáceres). Divisa collar azul.

Perros de la rehala Cuarto de los Santos.

29) Rehala El Carbonal, propiedad de D. Ángel Galdón de Valdemaqueda (Madrid). Divisa collar amarillo.

Preciosos los podencos de la rehala El Carbonal.

30) Rehala La Adrada, propiedad de D. Pedro González de La Adrada (Ávila). Divisa collar bandera nacional con corbata amarilla y roja.

Urraco de la rehala La Adrada de D. Pedro González.

31) Rehala Ramos, propiedad de D. Juan Carlos Ramos de Sartajada (Toledo). Divisa collar de cuero con corbata azul.

Perro de la rehala Ramos de Sartajada (Toledo).

32) Rehala El Jaralón, propiedad de D. Francisco Javier López, D. César Fraile y D. Eduardo López de Collado Mediano (Madrid). Divisa collar y goma naranja.

Perros de la rehala El Jaralón.

33) Rehala Charly, propiedad de D. Álvaro Camaño de La Iglesuela (Toledo). Divisa collar naranja.

Collera de perros de la rehala Charly.

34) Rehala Arenas, propiedad de D. Víctor Fernández de Arenas de San Pedro (Ávila). Divisa collar violeta.

Precioso el podenco de la rehala Arenas.

35) Rehala propiedad de D. Antonio Díaz Cañina de Serradilla (Cáceres). Divisa collar de cuero con corbata verde.
Magnífica la impresión que causaron los berrendos de Cañina.

36) Rehala La Española de D. José Cecilio Fernández de Fresnedillas de la Oliva (Madrid). Divisa collares naranja y amarillo.
El Tío Ceci junto a sus bonitos podencos de casta cordobesa.

37) Rehala propiedad de D. Joaquín Vadillo de Córdoba (Córdoba). Divisa collar a franjas rojas y grises y collarín de la cencerra verde.

Perro muy en tipo de la casta de Vadillo.

38) Rehalas Charras, propiedad de D. Agustín Sánchez y D. Carlos Macías de Salamanca (Salamanca). Divisa a franjas amarillas y naranjas.

Imponentes y serios los atravesaos de rehalas Charras.

39) Rehala El Rastro, propiedad de D. Nicolás Vicente de Martiago (Salamanca). Divisa collar amarillo y rojo.

Perro de la rehala El Rastro de Martiago (Salamanca).

40) Rehala El Zorro, propiedad de D. Manuel Rodríguez de Santibáñez de la Sierra (Salamanca). Divisa collar bandera nacional y goma amarilla.

Perros de la rehala El Zorro.

41) Rehala Salazar, propiedad de D. Ángel Muñoz de Alba de Tormes (Salamanca). Divisa collar azul y goma amarilla.

Perros propiedad de D. Ángel Muñoz.

42) Rehala Mauri, propiedad de D. Antonio Rodríguez de Linares de Riofrío (Salamanca). Divisa collar blanco.

Perro de la rehala Mauri propiedad de D. Antonio Rodríguez.

43) Rehala Porras, propiedad de D. Ángel Porras de Linares de Riofrío (Salamanca). Divisa collar rosa.

Rehala Porras de Linares de Riofrío (Salamanca).

44) Rehala Los Basares, propiedad de Dña. Aida Vallelado, D. Rafael Aguilar y D. Manuel Vallelado de Laguna de Duero (Valladolid). Divisa collar azul y verde.

Perros de la rehala Los Basares de Laguna de Duero (Valladolid).

45) Rehala La Laguna, propiedad de D. Ricardo Esteban de Valladolid. Divisa collar rojo.

Rehala La Laguna de D. Ricardo Esteban. 

46) Rehala Los Macarenos, propiedad de D. Juan José Pastrana de Villalobar (León). Divisa collar bandera nacional.

Orejón de la rehala Los Macarenos propiedad de D. Juan José Pastrana.

47) Rehala José Luis, propiedad de D. José Luis Vicente y D. Luis Vicente Merchán de Ledesma (Salamanca). Divisa collar azul.

Perros de la rehala José Luis de Ledesma (Salamanca).

El ring, donde se iban celebrando desde primera hora de la mañana concursos y exhibiciones, era un ir y venir de perros. Compitieron perros de rehala, podencos andaluces y manetos, perros de muestra, de madriguera, perros de rastro y cachorros. Los premios más codiciados de la feria, la mejor rehala y al mejor perro de la feria, fueron los últimos en hacerse públicos.

Preciosos los orejones galardonados en Berrocaza.

En esta ocasión y tomando el relevo de Tarzán, el poderoso alano de Borland, que se llevó el máximo galardón el pasado año, el premio recayó en un podenco abicencao corbato propiedad de D. Arturo García, llamado Gilito.

Gilito, un precioso podenco corbato propiedad D. Arturo García, se llevo el máximo galardón.

El premio a la mejor rehala, con merecimiento se lo llevaron los podencos berrendos de origen cordobés (hay que hacer patria como buen cordobés que soy) de D. Antonio Díaz Cañina. Esta rehala extremeña, concretamente de Serradilla (Cáceres), tiene mucha sangre de la magnífica casta que consiguió sacar D. Juan de Dios Olías, y Cañina ha conseguido una rehala de podencos homogénea y con presencia, lástima no tener la oportunidad de verlos montear.

El premio a la mejor rehala recayó sobre los preciosos berrendos de Cañina.

Sin duda, el bello espectáculo de ver el ring repleto de colleras de perros de rehala, ya fueran podencos, atravesaos o sabuesos, fue algo muy vistoso para aficionados y curiosos. Los envelaos por sus finas hechuras, los cruzaos por su seriedad y los orejones por ese aspecto distinto y curioso, sobre todo para los que somos del sur de la península. Tremenda la riqueza canina de nuestro país.

Precioso el espectáculo de ver tan bellos ejemplares desfilando por el ring en Berrocaza.

Berrocaza me causo una buena impresión. El despliegue de medios y la organización hizo honor a una feria que pelea por la corona en cuanto a eventos de esta magnitud y clase. La capacidad de convocatoria a participantes y público fue tremenda, por lo general el buen ambiente reino entre aficionados y criadores, no así entre algún dueño de rehala y cierto ¿juez? que provocó algún que otra situación evitable e innecesaria en los rines y en las jaulas.

Rehala El Carbonal recogió el premio a mejor collera de podencos y mejor perro sección caza mayor.

En cuanto al “material” perruno allí mostrado he de admitir que ciertas rehalas, pocas afortunadamente, no me causaron la mejor impresión. Claro está que todas las rehalas allí expuestas pueden poner patas arriba cualquiera de las manchas monteras de nuestra península, si bien Berrocaza se trata de una exposición, una exhibición, una muestra o un sitio donde presumir orgulloso de tus perros y tu rehala, y no una montería.

Víctor de Arenas mostró como poco a poco va cuajando una preciosa rehala.

Dejando a un lado las excepciones que siempre confirman la regla he de admitir que Berrocaza es una señora feria, de la que gusta asistir por el mimo con el que tratan a perros, propietarios y aficionados. El ambiente reinante fue muy agradable, el día acompañó afortunadamente y el sol radiante posibilitó que los corrillos entorno a jaulas y perros provocaran tertulias muy agradables como las que viví con los Ricardín Barbero, Agustín Sánchez, Carlos Macías, Víctor Fernández, El Tío Ceci, Yeyo Díaz, El Cuca, Cañina y cómo no, los tira y aflojas trepidantes con Laurita Martín y sus orejones como protagonistas.

Precioso el podenco colorao de D. José Cecilio Fernández, El Tío Ceci.