REHALA

REHALA

Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que montería tras montería realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida: de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje, perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

lunes, 10 de mayo de 2010

Archidona 2010. Una feria demasiado tranquila.

El primer fin de semana de Mayo de 2010 se celebró la décimo octava "Feria del Perro de Archidona". Una de las ferias más importantes de España debido a su tradición y a la numerosa cantidad de aficionados que cada año se dan cita en esta localidad malagueña en torno al mejor amigo del hombre.

Cartel de la XVIII Feria del Perro de Archidona.

El cartel de la feria, este año 2010, iba dedicado a la reciente estatua inaugurada en Archidona en honor a Lobi, un perro del municipio malagueño que no se retiró de su amo el tiempo que este estuvo enfermo y posteriormente murió. En su entierro, Lobi permaneció a la vera de la tumba, de Miguel García su dueño, hasta que el guarda del cementerio lo echo de allí, volviendo a su casa donde la viuda de Miguel lo esperaba. Al día siguiente Lobi volvió junto a su amo, donde permanecía hasta que era descubierto y ahuyentado. El perro llegó a conocer los horarios del cementerio y durante varios meses sus visitas eran cada día puntuales hasta que en una de aquellas visitas desgraciadamente fue atropellado por un coche. La imagen de Lobi es un símbolo de la fidelidad y una referencia en un pueblo tan unido al perro como Archidona.

Muy temprano cargamos los borlanes para salir hacia Archidona.

Muchos fueron los amigos que el año pasado me animaron a ir a la feria, no la conocía y aunque había oído hablar mucho de ella nunca me había decidido a asistir. Después del gran día que pasé me comprometí a volver este año 2010 pues aquello, para los que nos gustan los perros, gusta mucho. Como el año anterior, el domingo fue el día de las rehalas y en compañía de un buen amigo, Joaquín Borland, y la rehala de su padre tomamos la carretera de Málaga hasta llegar a Archidona.
·
Detalle del camión de la rehala de D. Rafael Borland.

Muchas fueron las dificultades que hubo hasta que nos decidimos a ir, todo hay que decirlo. Este año, a diferencia del anterior, pocas iban a ser las rehalas que iban a ir a la ya tradicional concentración del domingo de feria en Archidona. Desde Córdoba salíamos únicamente dos, la citada de Borland y la de D. Joaquín Vadillo, que iba estrenando perrero, otro buen amigo y gran aficionado a la rehala: Ricardo Barbero.

Ricardo Barbero, perrero de D. Joaquin Vadillo, amarrando los preciosos vadillos.

Lejos quedaba esa imagen de hace un año en la que desde Córdoba salíamos una hilera de unas quince rehalas, llegándose a juntar en las instalaciones acondicionadas para la concentración cincuenta y cuatro rehalas de muchos punto de España, que se dice pronto. Allí no quedó un árbol sin tener perros a su alrededor. Este año no iba a haber ese problema, desgraciadamente solo se pudieron ver quince rehalas, la mayoría de la provincia de Málaga, cuatro de Hornachuelos y dos de Córdoba, las anteriormente citadas.

Bonita la estampa de los berrendos envelaos de D. Rafael Borland.

Un tanto desoladora la imagen medio vacía de aquel laderón de sombras de pinos y eucaliptos donde otros años se han juntado muchas rehalas. La culpa será de quien sea, eso es lo de menos. Lo que esta claro es que se cargaron el día grande de la feria de Archidona del año 2010, el día de las rehalas.

Ricardo Barbero y Joaquin Borland orgullosos contemplan sus perros, tras ellos una triste ladera vacía de rehalas.

Recuerdo las palabras de un buen perrero cordobés que un día, en un parón monteando, me explicaba lo muchísimo que cuesta hacer una buena rehala, los años de sacrificio, de duro trabajo y el dineral que cuesta y lo fácil y lo poco que hace falta para de una temporada a otra echarla a perder. Pues esto mismo se puede aplicar para una feria como la de Archidona, que seguro que ponerla en el sitio que hoy día tiene costó hace años muchísimo, y con que facilidad pueden cargársela.

Buenos aficionados y amigos nos juntamos en torno al mundo de la rehala.

¿Duro? Si, quizás, pero estoy seguro que el bueno de D. Agustín Sánchez de Rehalas Charras, que se vino desde Salamanca, D. Miguel Feijoo desde Madrid, D. Alfonso Marín desde Caravaca de la Cruz (Murcia) o D. Antonio Gandía que se encajó desde Ayora (Valencia) para disfrutar con lo que les gusta a ellos, las rehalas, se pensaran la próxima vez si vuelven. Debe ser duro pegarse un tremendo viaje con la ilusión de ver el medio centenar de rehalas y casi mil quinientos podencos y atravesaos para llegar y encontrarse con algo casi testimonial.

Ricardo Barbero posando orgulloso como nuevo perrero de los vadillos.

Yo personalmente pase muy buen día junto a la gran cantidad de amigos y aficionados al mundo de la rehala que se acercaron a saludarnos a Ricardo y a Alejando (perrero y antiguo perrero de Vadillo) que venían con los preciosos podencos blancos sedeños con divisa a franjas rojas y grises y collarín de la cencerra verde de D. Joaquín Vadillo y a Joaquín, al que acompañe junto a los bonitos berrendos de divisa azul con franja negra y collarín de la cencerra amarillo de D. Rafael Borland. Ambas fueron las únicas rehalas de Córdoba capital que este año asistieron a Archidona.

Berrendo con divisa a franjas rojas y amarillas de la rehala de Pimentón de Hornachuelos.

Una buena parrafada echamos también con D. José Luis Domínguez, presidente de la Asociación Española de Rehalas y su hijo Kiko, que como cada año asistió puntual a la cita con sus cachorrones "capa blanca" para presentarlos a los concursos. En fin, gente del mundo del perro con los que da gusto echar un buen rato de charla y junto a los que se aprende una barbaridad.

Kiko y D. José Luis Domínguez, D. Alfonso Marín, D. Rafael y Joaquín Borland y Rorry Barbudo.

La vuelta a Córdoba, tranquilamente, después de un buen taco alrededor de los perros. Por el camino una parada a tomar café en Antequera y caminito de las perreras antes de que se eche la noche. Se terminaron las monterías pero el mundo de la rehala, a diferencia de lo que piensan muchos, no acaba ahí. Las ferias y concentraciones forman también parte de este bello mundo, y aunque no lo parezca, enseñan y dan a conocer este precioso y sacrificado gremio.

Preciosa la estampa de "Camarón", valiente de la rehala de D. Joaquin Vadillo.

lunes, 3 de mayo de 2010

Perreros VS Monteros (30 de Abril de 2010, Espiel)

El pasado viernes 30 de Abril, en el pueblo cordobés de Espiel, se celebró el ya tradicional encuentro de fútbol entre perreros y monteros de Córdoba. Son cinco las ocasiones en las que se ha celebrado ya este simpático partido en el que la rivalidad entre unos y otros provoca emocionantes y vibrantes batallas en el terreno de juego, dando lugar a divertidos y memorables enfrentamientos.

Los Monteros.De pie: Fermín Gallardo Jr., Rafa Cruz, Nando López, Víctor Alcaide y Cuco Alcaide. Abajo: Chico, Rorry Barbudo, José Alejandro, Juanma y Nino Barrios.
·
Tras haber sido convocado en años precedentes, en esta ocasión ha sido la única en la que me ha sido posible asistir a defender la honrilla de los monteros. Admitiendo mi afinidad al equipo contrario, finalmente forme como montero y portando dicha camiseta salté al campo dispuesto a darlo todo por los que disfrutamos de la montería desde una postura rifle en mano.

Un partido de tal categoría merece un campo en perfectas condiciones.

La presencia obligada de un trío arbitral, dejaba entrever la rivalidad y la disputa con la que se juega el partido. Siempre con mucho respeto y camaradería, pero no dando ni la más mínima concesión al equipo contrario. Hay mucho en juego y luego las guasas son difíciles de llevar.

Nando López, Fermín Gallardo Jr. y José Alejandro Alcaide antes de comenzar.

El marcador no tardó en moverse, Chico fue el encargado de materializar una pena máxima pitada tras jugar el balón con la mano en el interior del área de los de machete y zahones. A pesar de la concienzuda estirada, Madueño hijo no pudo evitar el primer tanto para los monteros.

Chico fue el encargado de abrir el marcador de penalty para el equipo de los monteros.

Con un golazo imparable para Fermín Gallardo Jr., guardameta montero, llegó el empate. Poco tardamos en volver a adelantarnos en el marcador, Cuco Alcaide y el maestro Sergio Sanz manejaban el centro del campo con maña y las internadas de Nando López eran secundadas por un incisivo Nino Barrios.

Madueño padre e hijo, defendieron a los suyos, formando parte del equipo de los perreros.

Pedro Armenta se dejó la piel en el campo apoyando a Madueño padre y a Paco Cano en defensa para evitar males mayores para el equipo de los perreros. Las internadas de Adolfo Navaobejo y el oficio de Junco en la punta eran el único peligro con el que nos encontramos Rafa Cruz y el que suscribe, que con ayuda de Víctor Alcaide y Chico hicieron de la defensa una muralla.

Junco no paró de moverse en todo el partido, Rafa Cruz y yo nos empleamos en su marca.

Al descanso, el resultado reflejaba la eficacia y el toque del equipo montero. Tras un buche de agua, nuestro entrenador-jugador, Grego Luna, insistió en abrir el campo. Mientras, Julián Contreras, mister de los perreros, animó a sus pupilos a que salieran con el machete entre los dientes (nunca mejor dicho).
·
Grego Luna, entrenador-jugador, dando instrucciones durante el descanso.
·
El duro calor reinante y el cansancio provocaron la aparición de muchos espacios, dando lugar a un dominio montero materializado con goles de bella factura por parte de Nando y Nino. El juego por bandas de Grego Luna, que salió en el segundo tiempo, y José Alejandro provocaba un desajuste en los perreros que los llevo a echarse atrás, únicamente Junco aprovechando un error en la defensa montera sacando la línea para el fuera de juego consiguió batir, de ajustado disparo, a Fermín Jr. en la segunda parte.

José Alejandro no soltó el balón ni durante el descanso, por suerte estuvo fino.

Finalmente victoria contundente por parte de los monteros: 2 - 9 en campo contrario. A los perreros les espera un duro e intenso partido de vuelta en tierras de la capital cordobesa si quieren salir victoriosos de este enfrentamiento a ida y vuelta.

Pedro Armenta vino acompañado de su hija Ana que no cesó de animarlo durante el encuentro.

Tras el pitido final por parte del colegiado, y como si de un partido de rugby se tratase, nos duchamos y nos juntamos en un bar próximo para tomar unas cervezas y recuperar fuerzas a base de jamón, queso, gambas y demás. Con este tercer tiempo en una terraza de Espiel, pusimos punto y aparte hasta el partido de vuelta donde seguro echaremos un rato tan simpático como este.

Buen ambiente y ganas de echar un rato divertido entre perreros y monteros.

Cuanto bueno hacen estos enreos a la Córdoba montera y que buen ambiente provocan. Gran idea la del Cuco Alcaide y Paco Cano. Esperemos que dure por muchos años y cada vez sean más monteros y más perreros, los que participemos en estas jornadas de disputada y animada convivencia.
·

Victoria de los monteros y buena renta para el partido de vuelta.