REHALA

REHALA

Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que montería tras montería realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida: de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje, perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

jueves, 16 de julio de 2009

En la perreras

Hace ya unos pocos días estuve dando una vueltecilla en las perreras de un buen amigo, las de Rafael Borland. Allí que estuve con Joaquín, hijo de Rafael y perrero de esta bellísima y magnifica rehala cordobesa. Es un placer visitar perreras como la que dan cobijo a los "borlanes", unas instalaciones limpias y que tienen todo lo necesario para que críen los podencos berrendos de Rafael.

No están lejos, en la misma salida de Córdoba, a un paseo de la capital y uno disfruta viendo el cariño y el mimo con el que padre e hijo cuidan a sus perros. Este año me ha prometido Joaquín que me avisara para montear mas de un día con ellos, deseando estoy de verme pronto acompañando a Joaquín y a Rafael junto a sus "borlanes" por alguna mancha cordobesa.

Pude ver la nueva hornada de figuras para próximas temporada, unos cachorros con una pinta sensacional. No tengo duda alguna que nos harán disfrutar de lances vibrantes y emocionantes en jornadas venideras.

1 comentario: