REHALA

REHALA

Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que montería tras montería realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida: de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje, perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

martes, 31 de enero de 2012

Feria de Caza, Pesca y Turismo de Ciudad Real. FERCATUR 2011


Hasta última hora no tomé la decisión, de hecho no las tenía yo todas conmigo pero finalmente me decidí y me fui el sábado por la mañana, a primera hora, para Ciudad Real. El trabajo sucio de Feijoo y Borland dio su fruto y consiguieron que los acompañara al menos el primer día de la concentración de rehalas en FERCATUR. Ellos se lo habían montado bastante bien e iban sábado y domingo, ambos días con sus rehalas, haciendo noche en el mismo Ciudad Real.

Cartel de FERCATUR 2011 (Ciudad Real).

No me quería yo ni imaginar lo duro que podía ser el sábado en Badajoz recibiendo llamadas cada dos por tres de los prendas que se iban a juntar en los aledaños del Pabellón Ferial de Ciudad Real. Así pues, el sábado antes de que amaneciera y sin prisa alguna cogí carretera desde la capital pacense a tierras manchegas. Unos 330 Km. bastante pesados al principio pero preciosos en sus dos tercios siguientes, los paisajes, desde los bancales de arroz hasta las inmediaciones del río Bullaque, son una auténtica maravilla.

Garoz, como siempre, presente en los pasillos de FERCATUR.

Dos años trabajando en Ciudad Real no se olvidan y volver por allí ciertamente me apetecía. Pronto dejé el coche aparcado y por la puerta de atrás fui directo a la trasera del pabellón ferial, lugar donde habilitan las jaulas para la exposición de rehalas. Poco movimiento, aun era temprano y faltaban bastantes rehalas por llegar. Los más madrugadores ya habían descargado, y como no, esos eran los borlanes y los urracos de Feijoo. Ambas rehalas ya lucían radiantes en sus jaulas.

Preciosos los urracos de D. Miguel Feijoo.

Mientras algunos recogían las acreditaciones y otros se cambiaban de ropa tras haber descargado los perros, Rafa Borland "El Canijo" y yo fuimos a por pan, aprovechando la ocasión para echar una primera visual de los stands antes de que la feria abriera las puertas al público. El personal, poco a poco se iba agolpando en la puerta esperando que se diese paso al recinto ferial. Tremendo el éxito de asistencia cada año a FERCATUR.

Imponente el venao expuesto en FERCATUR.

Con el grueso de las rehalas descargadas y tras ponernos al día con el resto de amigos allí presentes, llegó el momento del almuerzo. Poco a poco fuimos sacando la intendencia, en esta ocasión el bueno de D. Miguel Feijoo tuvo el detalle de echar la barbacoa en el furgón y deleitarnos con unos gambones que fueron los protagonistas culinarios de la mañana. El resto de viandas no se quedaron atrás, pero el toque pintoresco de Feijoo, el regalgo de la capital, se agradeció.

Quique, "batuta" en mano, vigilando los gambones bajo la atenta mirada de Bea.

Hubo bajas respecto a otros años, lo dicho, la coincidencia de fechas en estos eventos (como si no hubiera fines de semana fuera de temporada para celebrar ferias y concentraciones) provocó alguna sonada ausencia. Echamos de menos a clásicos de otros años como D. Ángel Serrano "El Lince", D. Luis Martínez "El Quijote" y, aunque parezca increíble, Ricardín Barbero tampoco se dejo ver con los vadillos por Ciudad Real. Lástima fue la ausencia de los perros de D. Juan Henríquez de Luna, pues son de los que gusta ver cuando uno va a FERCATUR, rehalas manchegas de las de siempre.

Luis Martínez "El Quijote" andaba pachuchillo y se le echo de menos en FERCATUR. (Foto de archivo).

Poco a poco el público fue llenando tanto el recinto como los aledaños donde se realizaban las variopintas actividades programas y se mostraban los perros de las rehalas allí presentes. El buen ambiente reinante en los distintos stands fue manifiesto, el grato hecho de topar con viejos amigos manchegos me tuvo entretenido toda la mañana de stand en stand. Buen rato pase charlando con la gente de ATICA, APROCA, ASAJA, el IREC, CALIDAZ o de Minas de Almadén (MAYASA), entre otros.

En varios puntos de la feria se podian ver distintas muestras de la obra de Garoz.

Antes de acercarnos al restaurante a dar buena cuenta del esplendoroso buffet con que cada año premian a los distintos tipos de expositores y demás personal de FERCATUR dediqué mi correspondiente ratito a tomar alguna foto y hacer recuento de las rehalas que allí se dieron cita. Fueron un total de diez rehalas las que asistieron, concretamente:

- Rehala "Los Porras": Atravesaos ligeros con divisa collar rojo.

Atravesao de la rehala "Los Porras".

- Rehala de propiedad D. Jesús Rodríguez Montes: Heterogénea rehala con divisa collar de material.

Rehala propiedad de D. Jesús Rodríguez Montes.

- Rehala La Española propiedad de D. José Cecilio Fernández "El tío Ceci" de Fresnedilla de la Oliva (Madrid): Podencos coloraos y berrendos con divisa bandera nacional.

Preciosos los podencos del Tío Ceci.

- Rehala Romero propiedad de D. Juan Luis Romero de Ciudad Real: Perros con divisa collar azul.

Rehala de D. Juan Luis Romero de Ciudad Real.

- Rehala propiedad de D. Daniel Alias de Ciudad Real: Atravesaos y podencos con divisa collar a franjas verdes y rojas y corbata roja.

Dani Alias junto a su padre y un amigo, tras ellos sus perros.

- Rehala Abel: Podencos blancos con divisa collar rojo sobre fondo verde claro.

Podencos de capa blanca conforman la rehala Abel.

- Rehala propiedad de D. Lázaro Serradilla de Navalmoral de la Mata (Cáceres): Podencos y dogos argentinos con divisa collar de cuero y corbata roja conforman esta rehala.

Rehala propiedad de D. Lázaro Serradilla.

- Rehalas Madrid propiedad de D. Narciso Serrano "Narci" de Madrid: Cruzaos serios con divisa bandera nacional y goma amarilla.

Cruzaos de Rehalas Madrid, propiedad de Narci Serrano.

- Rehalas MF propiedad de D. Miguel Feijoo de Madrid: Atravesaos urracos con divisa bandera nacional sobre cuero y goma amarilla.

Seria la estampa del urraco de Feijoo.

- Rehala propiedad de D. Rafael Borland de Córdoba: Podencos berrendos con divisa negra sobre fondo azul y collarín de la cencerra amarillo.

Perros de la rehala de D. Rafael Borland.

La tarde se presentaba larga e intensa, tras una buena mano de comer en el buffet y un café en la barra del restaurante, por delante quedaba la entrega de premios y galardones para perros y rehalas. El sol se iba echando y tras varios intentos del personal convencerme y que me quedara a dormir en Ciudad Real y así repetir al día siguiente en FERCATUR, me fui mentalizando que el domingo tenía una cita en Santa María del Berrocal y que me quedaba un buen viaje hasta Badajoz con el madrugón correspondiente del día siguiente. No se me pasaba a mí por la cabeza dejar tirados a Ricardín, Agustín Charras o Laura y sus orejones, ni hablar.

Feijoo, Quique Garcia, Joaquín Borland y un servidor en FERCATUR.

Las tentaciones a Jesús en el desierto comparado con las que sufrí por parte de Feijoo y Borland fueron minucias, aun así y en un acto heroico las superé. No me fui muy tarde, realmente era temprano pero prefería disfrutar del bello paisaje de la zona de Luciana y Puebla de Don Rodrigo a aguantar allí a que atardeciera. No pude presenciar la entrega de trofeos, únicamente el concurso de perros de agarre por el que desfilaron algunos realmente imponentes.

Luis Martínez "el tío Luis", con una preciosa collera de alanos de Borland: Tarzán y Cobra.

Haciendo balance de la feria he de admitir que FERCATUR es un gran evento. La masiva asistencia de público de pueblos y provincias limítrofes, el ambiente que se respira entre los pasillos, el caché de muchos de los stands allí presentes o la consideración y el trato para los que están trabajando entre pasillos o han tenido la molestia de estar allí con sus perros no pasa desapercibido para quien conoce ya unas cuantas ferias. Por otro lado, un año más me vuelvo a cuestionar algo: ¿Por qué en una zona tan montera como lo es La Mancha siempre me queda la sensación de que no asisten ni un pequeño porcentaje de las grandes y típicas rehalas allí presentes?

D. Miguel Feijoo, como de costumbre, siempre viene bien pertrechado a estos eventos.

3 comentarios:

  1. Buenos días, felicidades por tu blog, tenéis una magnífica rehala. Viendo a Tarzan y a Cobra de Borland me recuerdan mucho a los de nuestra línea. Nosotros criamos con el afijo del Corrican, desde 1994. Salimos en el Federcaza de este mes de febrero, en una entrevista que nos han publicado. Si echas un vistazo a los 2 alanos que me acompañan en la primera foto, me los podrías confirmar. ¿De donde provienen los vuestros?

    Recibid un cordial saludo,
    Joaquín Cárdenas
    jcardenas@corrican.com

    ResponderEliminar
  2. Rorry, eres un vaguete. Enga ya con las crónicas que te voy a borrar de mis favoritos.

    C.U.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Rorry: Siempre que veo fotos de rehalas me envelo como los podencos y mi imaginación vuela al pasado.
    Ni que decir tiene que ser rehalero hoy merece una condecoración, de ahí que no seré yo quien haga la menor crítica, pero - y en esto estarán de acuerdo incluso los rehaleros actuales - antaño las cosas eran muy distintas y te pondré un ejemplo: Yo monteé allá por el 69 o 70 todo lo que eran Las Mesas Altas de Eduardo Prieto (desde el Cerro de La Bandera hasta las caidas al río Cabrilla de Las Espiconás, incluyendo todo el barranco del Sesto y la Loma del Caballo, con ¡¡¡ 2 rehalas !!!, la de la propiedad y la de Joaquín Natera(qepd) con su perrero "El cristiano" a la cabeza. El guía que me entró fue el inenarrable Francisco "El de Mesas Altas", Guarda de D. Joaquín, y... sabes lo que te digo: No quedaron en la mancha ni cigarrones.
    No reniego de lo que me ha tocado vivir, pero...¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? Pues si, o al menos a mi así me lo parece aunque tirar fuese la mayoría de las veces una entelequia.

    Un abrazo. Lolo

    ResponderEliminar