REHALA

REHALA

Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que montería tras montería realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida: de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje, perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

martes, 10 de enero de 2012

V Concurso Monográfico para Podenco Andaluz y Maneto. Robledo de Chavela (Madrid)


Durante el fin de semana del 7 y 8 de Mayo de 2011 se celebró en la localidad madrileña de Robledo de Chavela la quinta edición del Concurso Monográfico para Podenco Andaluz y Maneto de este municipio localizado a 65 Km. de la capital y situado entre Guadarrama y Gredos, en plena sierra de Madrid. Bajo la organización del Club de Cazadores con Podenco Andaluz, patrocinado por el Ayuntamiento de Robledo de Chavela y Piensos COTECAN MAXIMA, y promovido por el Club Nacional del Podenco Andaluz se celebró una de las citas obligadas para los aficionados al mundo de la rehala.

Cartel del V Concurso Monográfico para Podenco Andaluz y Maneto de Robledo de Chavela (Madrid).

Tras visitar el año pasado la feria y volverme con una magnífico sabor de boca de Chavela, animé a D. Miguel Feijoo a que me echara una mano en conseguir convencer a unos cuantos y que en la siguiente edición no faltaran a la cita con sus perros a pesar de lo retirado que queda el citado pueblo de Robledo de Chavela. La cuestión no era fácil pero tampoco imposible. Con tacto y cariño seguro que lo conseguiríamos, si además incluimos el factor intensidad que tan bien maneja el artista de Feijoo complicado era no llevarse el gato al agua.

Urracos de Feijoo aguardando en el camión antes de descargar en Chavela.

Las semanas previas fue madurando el tema, la cosa pintaba de maravilla. El trabajo sucio de Miguelón y las ganas de enreo perruno por parte de los que disfrutamos en estos encuentros post temporada consiguieron que tras las primeras confirmaciones, Marujo, responsable de todo el tema de las rehalas del evento, reservara tres jaulas. Una para los atravesaos salmantinos de Rehalas Charras, otra para los podencos berrendos de D. Rafael Borland y la tercera para los sedeños de D. Joaquín Vadillo.

Berrendo del Tio Ceci antes de bajarse del remolque.

La semana previa fue un cruce de llamadas continuo entre los que allí nos íbamos a dar cita. La intendencia era esencial, cada uno se tenía que encargar de algo, no nos podía faltar detalle alguno y menos con el buen saque que gasta el personal. Los Charros vinieron desde Salamanca, Joaquín Borland desde Córdoba y Ricardín Barbero desde Peñarroya, precisamente este último fue el que me recogió a mitad de camino pues yo hice noche en Badajoz y quede en unirme a él cerca de Miajadas.

Los salmantinos Agustín Sánchez y Carlos Macías (Rehalas Charras) descargando sus preciosos atravesaos.

El madrugón fue tremendo, no recuerdo la hora exacta a la que puse el despertador pero no más tarde de las tres de la madrugada. Como estaba previsto me uní al comando que venía desde Peñarroya pasando por Don Benito, era el compuesto por Ricardín Barbero, Alejandro Chaves, El Cuca y, por supuesto, los vadillos. Con el sol ya fuera pusimos pie en Chavela, Joaquín y sus borlanes se puede decir que acababan de llegar, ni habiéndonos puesto de acuerdo hubiéramos conseguido tanta sincronización.

Ricardín Barbero amarrando los sedeños de Vadillo en la jaula.

Las jaulas estaban ya preparadas, prácticamente vacías pues como de costumbre éramos de los primeros en llegar, únicamente los tudelanos de Doña Berta se nos habían adelantado -casi ná venir desde Tudela-. Mientras descargábamos los vadillos y los borlanes sentíamos los alegres cláxones del resto de amigos que iban llegando en sus remolques y camiones llenos de perros. El Tio Ceci, Victor el de Arenas, Feijoo, Narci y otros muchos, los últimos como de costumbre la collera de charros, Carlos y Agustín.

Joaquín Borland descargando sus berrendos en Robledo de Chavela.

Abrazos, bromas y chascarrillos, todo ello estimulado por las ganas que acumulábamos desde días atrás porque llegara el momento de vernos en Chavela con tan buen ambiente y rodeados de perros. Ágilmente y sin complicación conseguimos descargar las distintas rehalas en sus correspondientes jaulas. La meteorología se portó, brindándonos un día de sol y temperatura realmente sensacional.

Foto para el recuerdo: Agustín, Rorry, Feijoo, El Cuca, Borland, Lince y Ricardín en Chavela.

Aun era temprano pero la gente se amontonaba poco a poco alrededor de las jaulas. Los coches no paraban de llegar e iban llenando los aparcamientos del recinto La Pasadilla. Los podenquetes de conejos con sus mil y una categorías paseaban fibrosos y envelaos por el ring donde los jueces valoraban su aptitud y actitud. Tremendo el ambiente reinante durante toda la mañana.

El Cuca no tardó en empezar a tocar el violín.

Antes de arrimarme a meterle mano a las mesas repletas de manjares que curiosamente fueron montando Feijoo, Narci, Borland y los charros aproveché para dar una tranquila vuelta por las jaulas, saludar al personal y tomar alguna foto de las veinte rehalas que allí se dieron cita. De podencos vinieron ocho mientras que de cruzados o mixtas, como las catalogaron los jueces, conté un total de doce.

Vista del recinto La Pasadilla durante el evento.

Las rehalas que se dieron cita en la concentración de rehalas del V Concurso Monográfico para Podenco Andaluz y Maneto de Robledo de Chavela (Madrid) fueron:

Rehalas de podencos:

- Rehalas Marujo propiedad de D. José Luis León de Robledo de Chavela (Madrid), divisa amarilla sobre fondo verde.

Rehalas Marujo de Robledo de Chavela (Madrid).

- Rehala de D. Joaquín Vadillo de Córdoba (Córdoba), divisa a franjas rojas y grises y collarín de la cencerra rojo.

Podencos sedeños de la rehala de D. Joaquín Vadillo (Córdoba).

- Rehala de D. Rafael Borland de Córdoba (Córdoba), divisa negra sobre fondo azul y collarín de la cencerra amarillo.

Berrendos de la rehala de D. Rafael Borland (Córdoba).

- Rehalas Maeso de Navas del Rey (Madrid), divisa bandera nacional sobre fondo verde.

Podenco envelao de Rehalas Maeso de Navas del Rey (Madrid).

- Rehala Doña Berta de Tudela (Navarra), divisa bandera nacional.

Preciosas las hechuras del berrendo de Rehalas Doña Berta de Tudela (Navarra).

- Rehala Arenas propiedad de D. Víctor Fernández de Arenas de San Pedro (Ávila), divisa morada.

Podencos de Rehalas Arenas de D. Victor Fernández de Arenas de San Pedro (Ávila).

- Rehalas La Española propiedad de José Cecilio Fernández Tío Ceci de Fresnedillas de la Oliva (Madrid), divisa bandera nacional.

Preciosa la pinta del podenco canela del Tío Ceci.

- Rehalas El Carbonal de Valdemaqueda (Madrid), divisa amarilla.

Collera de podencos de Rehalas El Carbonal.

Rehalas mixtas:

- Rehalas MF propiedad de D. Miguel Feijoo de Madrid (Madrid), divisa bandera nacional sobre cuero y goma amarilla.

Urracos de Rehalas MF propiedad de D. Miguel Feijoo (Madrid).

- Rehalas Madrid propiedad de D. Narciso Serrano Narci de Madrid (Madrid), divisa bandera nacional y goma amarilla.

Cruzaos de Rehalas Madrid propiedad de Narci Serrano.

- Rehalas Charras propiedad de D. Agustín Sánchez y Carlos Macías de Salamanca (Salamanca), divisa a franjas amarillas y naranjas.

Seria la estampa de los atravesaos berrendos de Rehalas Charras.

- Rehalas Cano de Cenicientos (Madrid), divisa collar de cuero con corbata verde y amarilla.

Atravesaos de Rehalas Cano de Cenicientos (Madrid).

- Rehalas Maeso de Navas del Rey (Madrid), divisa bandera nacional sobre fondo verde.

Rehalas Maeso de Navas del Rey (Madrid).

- Rehala Almenara de La Almenara (Madrid), divisa naranja.

Podenco berrendo de la rehala Almenara.

- Rehala Adolfo de Robledo de Chavela (Madrid), divisa collar de cuero.

Atravesaos urracos con collar de cuero conforman la rehala Adolfo.

- Rehala Jaralón de Collado Mediano (Madrid), divisa naranja y goma naranja.

Atravesao ligero de la rehala Jaralón.

- Rehala Tono de Brunete (Madrid), divisa collar de cuero y corbata azul.

Collar de cuero y corbata azul, rehala Tono de Brunete (Madrid).

- Rehala La Adrada de La Adrada (Ávila), divisa bandera nacional y corbata amarilla y roja.

Cruzao de la rehala La Adrada.

- Rehala Ramos de Sartajada (Toledo), divisa collar de cuero y corbata azul y amarilla.

Perros de la rehala Ramos de Sartajada (Toledo).

- Rehalas El Choco de Madrid (Madrid), divisa collares de bandera nacional y verde claro.

Rehala El Choco de Madrid.

Tras repartir entre los participantes un listado de las rehalas allí presentes, cada uno distribuyó sus votaciones. El concurso de rehalas se dividió en dos clases: rehalas de podencos y rehalas mixtas. De esta forma los propios participantes fueron los que con sus votos otorgaron el premio a las mejores rehalas de podenco y mixta. Mientras, en el ring central seguían desfilando las mil y una variedades de podenquetes de talla mediana y chica. ¡Qué cantidad de perros recorrieron el ring!

Beatriz García, que tiene el cielo ganado, mostró que Feijoo no solo tiene urracos, sino tambien algún podenco de pintura. El de la foto fue premiado justamente en Chavela.

Con la caída de la tarde se procedió a la entrega de trofeos a los ganadores y al concurso de toque de caracola. El buen ambiente presente en Chavela se constató durante estos actos finales en donde las bromas, y como siempre, las ocurrencias de Feijoo, provocaron las carcajadas del personal a la par que el sol comenzaba a esconderse tras los cerros que envuelven a este coqueto pueblo madrileño.

La facha de los preciosos podencos de Marujo me dieron una grata sorpresa.

La clasificación final fue la siguiente:

Rehalas de podencos:

Primer premio: Rehala propiedad de D. Rafael Borland (Córdoba).
Segundo premio: Rehala propiedad de D. Joaquín Vadillo (Córdoba).
Tercer premio: Rehalas Marujo de D. José Luis León (Robledo de Chavela, Madrid).

El podium de rehalas de podencos de Robledo de Chavela 2011.

Rehalas mixtas:

Primer premio: Rehalas MF propiedad de D. Miguel Feijoo (Madrid).
Segundo premio: Rehalas Charras propiedad de D. Agustín Sánchez y Carlos Macías (Salamanca).

Podium de rehalas mixtas de Robledo de Chavela 2011.

La vuelta a Badajoz se hizo durilla, como imagino que para el resto de asistentes que se desplazaron desde puntos lejanos de la península, eso sí, mereció la pena con creces el hartón de kilómetros pues el día que pasamos en Robledo fue ciertamente sensacional. Organización, participantes y público dieron grandeza a un evento en el que el perro es el verdadero protagonista, como debe ser en jornadas de este tipo.

Joaquín, Feijoo y Ricardín pusieron la nota de humor de la jornada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario