REHALA

REHALA

Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que montería tras montería realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida: de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje, perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

lunes, 19 de octubre de 2009

17 de Octubre de 2009. Comienzo de temporada.

El primer día siempre tiene su miga, muchas manchas coinciden en echarse, demasiado calor para el buen hacer de los perros pero ganas por empezar ya la temporada. Como es costumbre, mi amigo Alvaro echa lo suyo el primer día y el pasado sábado fue cuando intentamos poner patas arriba esta coqueta mancha cordobesa.

Muchísima gente joven, todos buenos aficionados y gran compañerismo el que se vive cada año en casa de Alvaro. Un buen ambiente que provoca que nadie quiera faltar año tras año, dejando atrás en muchos casos, manchas de sobrado prestigio. Que valga esta reflexión para los que tanto critican, que montear (y generalizando: cazar)no solo es pegar tiros.
Junto a Mareña, Perico, Eduardo, Tatun y Javi.

Puntuales a la cita, tras saludos y abrazos, y una copita de anís en un lugar previo a la entrada de la finca, fueron saliendo las armadas que con la ilusión de cada comienzo de temporada cerraron la mancha.

Bonito el detalle de Eduardo Amian y Manuel Villen, pues traian sus coches asi de bien ataviados, una ingeniosa idea la de Eduardo.

COTO de OSOS no falto tampoco.

Rehalas, vinieron dos, las mismas de cada año: Pedro Mohedano de Alcolea (divisa verde) y José "El Chaleco" de Adamuz (divisa a franjas rojas y blancas). A pesar del calor reinante y de estar a comienzo de temporada trabajaron dignamente levantando varias reses. Yo acompañe, practicamente en todo su recorrido a Mohedano, disfrutando al ver trabajar sus podencos y pudiendo observar como manifestaron una importante mejoría respecto a años anteriores, tanto por hechuras de los perros como por estado de forma. Las jornadas veraniegas de conejos han ayudado mucho a su buena forma física.

Rematando con los perros en las posturas de cierre.

De las reses que salieron se cobraron tres, pocos fueron los puestos que nos vieron algún "bicho", sobretodo al entrar de las armadas en la mancha y al poco de soltar los perros. El tirón de orejas se lo llevaron dos buenos amigos, Diego y José Antonio que marraron un "venao" al poco de llegar a su postura, algún "cachondeito" tuvieron que soportar luego en el cortijo y es que la guasa tampoco falta cada año a esta cita.

Buenos amigos y aficionados nos juntamos: Gregorio, Alvaro, Martín, José Antonio, Eduardo, Luis, Rorry y Cristóbal.

Para comer, un cocido fantástico, de esos que tan bien entran en la sierra. Los postres de lujo, hubo tartas de todo tipo y al caer el sol momento para la guitarra y el canturreo que ponen el broche final a un comienzo de temporada montera que ayudan a no dudar del porque de esta bonita y sana PASIÓN.
Se hizo todo lo que se pudo porque vinieran ya las necesitadas lluvias.


Gracias amigo.

2 comentarios:

  1. Por lo que cuentas parece que estuvo muuuuy divertido!!!

    ResponderEliminar
  2. No tengas duda, fue baaaastante divertido!!!

    ResponderEliminar