REHALA

REHALA

Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que montería tras montería realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida: de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje, perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

lunes, 26 de octubre de 2009

A las puertas de Córdoba. La Priorita.

El viernes 23 la nueva sociedad de La Priorita echo esta bonita mancha próxima a la capital cordobesa, pegando a la urbanización Las Jaras y lindando con la carretera de Los Arenales y con la Alhondiguilla se localiza esta coqueta manchita. Poquitos puestos y todos conocidos, lo de menos: el resultado, lo importante: echar un buen dia, disfrutar de la sierra y si encima se ponía patas arriba algún marranete, mejor que mejor. Rehalas cuatro, pero cuatro señoras rehalas: Rafael Borland (divisa azul con franja negra y collarín de la cencerra amarillo), Fernando Lopez y Ricardo Torres (divisa verde y naranja), Jesús Bernier (divisa amarilla y cadeneta naranja) y Enrique Garnica (divisa a franjas negras y rojas).

Calderón soltando los atravesaos de Garnica en la linde con La Alhondiguilla.

Mi puesto, en la huida hacia La Alhondiguilla, muy "cerrao" pero con suficiente tiradero para que no sorprendiera un marrano sin tirarlo en condiciones. No hubo suerte y no pillamos en la mancha los marranos y es que el comienzo de la caída de la bellota había "movido" a los cochinetes que los días de antes habían estado encamados en las umbrías de La Priorita. La suelta de las rehalas de Jesús Bernier y Enrique Garnica con Rafael "El Poenco" y "El Nene" Calderón junto a la postura fue lo mejor del día.


Poenco (J. Bernier) y Calderón (E. Garnica) rematando en mi postura, no se movieron marranos.

Se monteo despacito y dando tiempo a los perros a trabajar, pues La Priorita es una finca muy pequeña, lo blando del piso y la abundante agua que encontraron los perros a su paso hizo que trabajaran bien, notando cuando remataron en mi puesto que la falta de reses no dio el juego esperado a los perros dando la sensacion de quedarse con ganas de montear.

Tempranito estábamos en el chozo donde fue la comida. Una riquísima carrillada y una habichuelas sensacionales pusieron broche a un buen día entre amigos, lo de menos el resultado, lo mejor el ambiente. Por cierto, Rafalito Alcaide "El Buitre" se empeño en que se le fuera un marrano, y eso que, muy serio, le comentó a su compañero de puesto, al poco de tirarlo: "Va muerto, va muerto". Menuda guasa tuvo que aguantar en el corrillo de amigos.

5 comentarios:

  1. LO HAS CLAVADO RORRY, LO HAS CLAVADO, UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Si que lo has clavado, pero si lo de menos es el resultado, al final se acaba la caza, creo que el resultado si importa y bastante. ¿saldrias a montear una finca vacia, sabiendo que esta vacia?
    yo no se tu, pero hay quien con sus comentarios y despreciando las de pueblo, no lo haría, y si no proponselo a uno de esos grandes monteros, porque el enfado del poyuelo, si lo que importa no es el resultado.
    Gracias por dejarme comentar.

    Alfredo R.

    ResponderEliminar
  3. Respecto tu opinion, pero he de decirte que mi opinion es muy diferente.

    ¿Quien no repite año tras año monterias en las que sabe que seguramente no va a ver ni un jopo?

    Eso si, hay que diferenciar entre si te has rascado el bolsillo o no, que de listos esta lleno el mundo. Aquel dia en La Priorita, como en varias de las que llevo ya esta temporada, fue llegar, saludar a toda la junta (nos conocemos todos), tomar unas migas y una copa de aguardiente con la fresca, charlar de como le va a cada uno la temporada, acercarse a los furgones a ver los perros y saludar a los perreros, preguntar al guarda por la mancha y enseñarle tu puesto (él te será sincero porque lo conoces de unos años), te dirá que no es malo y unicamente con eso la ilusion se desbordará. Si hay que andar un poco al puesto mejor, que siempre me ha gustado eso de andurrear antes de llegar a la postura, tras esto disfrutar del dia, vivir el momento de la suelta con nerviosismo, poner atencion a los primeros perros punteros que aparecen por tu paso, distinguir su divisa, quitar el seguro ante el primer tropel que resulta una pepa y su chota, sentir llegar al perrero, preguntarle por como va la cosa y animarle a ver si te echa algun marranete. Despues vendrá el silencio que deja el paso de los perros, ese que tanto gusta a los que confiamos en la corrida del viejo navajero que espera el paso de las rehalas para tomar direccion contraria a estas. Si aun no ha habido fortuna, no desesperar.

    Los perros volverán sobre sus pasos y quizas sea entonces cuando nos sorprenda alguna res en la postura. Pero si aun no, a mi me gusta esperar a ese ultimo momento en que se mueve ya los coches de los que tiene prisa porque se sabe que hasta en ese minuto 90 más de uno se ha hecho con el marrano de su vida.

    Luego vuelta al cortijo, pararse en alguna suelta, echar un trago con esos perreros que esperar algun rezagao y tomar camino para el cortijo donde una cervecita y un buen potaje nos estan esperando. Entonces cada uno cuenta su lance, su acierto o su fallo, a los segundos les caera encima la broma del amigo que tan bien sabemos llevar los que nos gusta bromear cuando es el "socio" el que falla.

    Y asi podria seguir hasta que uno llega a su casa y le cuenta a su padre, esposa, novia o hermano como le ha ido, incluso como es mi caso guardo el sobre del puesto despues de haber escrito una pequeña reseña en mi diario montero.

    Alfredo, yo entiendo tu postura y mas cuando te vuelves a casa dia tras dia con las manos vacias (y habiendote rascado el bolsillo) pero dime sino seria mas dañino que dia tras dia te aseguraran que vas a cobrar una res, a mi al menos eso no me gustaria.

    Te agradezco tu participacion en el blog y como te he comentado respecto mucho tu opinión, meditando un poco quizas a mi lo que me pase es que estoy tan poco acostumbrado a los dias de fortuna, que con tener uno cada año hace que mi aficion y ganas de montear crezcan de un dia para otro.

    Rorry Barbudo

    ResponderEliminar
  4. Soy de tu correcta opinión, Rorry.

    La de monterías que tendré a mis espaldas cargadas de fracasos en lo que respecta a resultados y, a pesar de ello, sigo repitiendo las mismas manchas con la ilusion de que un día se tropiece conmigo el marrano de mi vida.
    El que quiera resultados que vaya a monterías de 6.000 euros o al zoológico.

    La Priorita fue una mancha que por motivos ajenos de la organización no obtuvo los resultados esperados pero pasamos un agradable día rodeados de amigos.

    Por cierto, es que no mató Rafa Alcaide al cochino?? Pero si iba muerto, muerto!!!

    Fernando López.

    ResponderEliminar
  5. Rorry estoy contigo en la forma que has descrito un dia de montería,yo lo vivo igual que tú,incluso camio monterias "grandes" por echar un dia con los amigos,pocas rehalas y buen ambiente....
    Por cierto,lo del cochino....iba muerto..... de risa!!!!

    Un abrazo

    Rafa Alcaide

    ResponderEliminar