REHALA

"Rehala" nace con la idea de dar auge en la red a un mundo tan autentico y tan bonito como es el de la REHALA de monteria. Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que monteria tras monteria realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida:de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje,perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

martes, 17 de noviembre de 2009

Escoboso (Villaviciosa, Córdoba)


La Peña, para que nos entendamos. A mi es que me gusta su nombre de toda la vida: Escoboso, aunque D. Santiago decidiera denominarla así en su día. Esta finca, situada en la carretera que une Villaviciosa de Córdoba con Posadas es una maravilla, tiene de todo: una dehesa quebrada y rica con encinas y alcornoques, unas caídas al río con monte de cabeza y manchas apretadísimas, así como un sucio pinar que ayuda al rico y sano mosaico que forma la finca. En cuanto al cortijo, yo personalmente, me quedo con el sabor que tiene el de Navamuelas pero sin desmerecer al cortijo principal que es muy bonito y con gusto, siendo su porche un lugar con mucho encanto.

Las "bestias" ofrecieron un añejo sabor a la junta en Escoboso.

Iba yo con mucha, con muchísima, ilusión a Escoboso. Es de las fechas que cuando te avisan no se le olvidan a uno. Aunque si había ido a ver la berrea algún verano o a echar el día de perol, nunca había ido a montear, y lo dicho, me hacia mucha ilusión poder asistir esta temporada a Escoboso. Se echaban dos manchas de las cerca de 2.000 ha que tiene: La Palmilla y el Cerro de Escoboso. Puestos se montaron unos 40. Se dispuso de 21 rehalas para mover las reses y llevarlas a las posturas.

Santi fue el encargado de repasar las normas antes de salir las armadas.

En el numero 3 de la golondrina fuimos a parar mi padre y yo, armada de cierre con la zona de los pinos. Puesto con mucha vista, sobretodo un amplio pechete que teníamos a nuestra izquierda por el que vimos moverse reses cuando íbamos camino de la tablilla. Al ser nuestra armada de las primeras en ponerse, frente a nuestra postura vimos pasar las traviesas que rápidas se dirigían hacia el interior de la mancha. Alguna rehala, entre ellas la de Los Viboras, también paso camino de la suelta. El "baile" estaba apunto de comenzar.

Los perros nos entraron por la derecha, sintiendo tirar a los primeros puestos de nuestra armada. En un morretito lejano y con la llegada de los primeros perros se sintió un seco "jau, jau, jau", al momento un serio y contundente gruñido nos pone en alerta, el marrano estaba allí encamado, y el perro latiendo de parada. Tenia que ser grande, pensé. Pues tardo poco en acabarse el encontronazo pues desde que se sintió el gruñido no se volvió a saber mas de guarro, la rehala (siendo benevolente) estaba poco puesta, una lastima pues deslució mucho nuestro puesto. Al poco de llegar frente a nosotros se arranca una collera de venaos, eso si, sin ladra ni perros ni nada, lo dicho muy flojita la rehala, (suerte que no la conocía, sino me hubiera dado un disgusto). Vienen directos hacia nosotros, y lo que pasa cuando se duda: que si el primero es bonito, que si el segundo parece mejor que si pitos que si flautas (excusas) y los tiras de mala manera. Pues claro, se fueron, lo peor la carita que se nos quedo: un poema. Tremendo.

Allí estábamos, con la vista fijada "pecho enfrente", serios como una estatua y dándole vueltas a lo mal que habíamos jugado el lance cuando por el corono veo aparecer un venao que zorreao se mete en nuestro testero, lento pero sin dudarlo camina buscando su huida. ¡Papa, el venao! Aprieta la carrera con el primer tiro, viéndolo tocado tras saltar el carril. El tiro que acuso había sido trasero y cargando rápido lo remato. Costo mas quedarnos con el de lo que debiera, la desconfianza que da el haber fallado una res anteriormente. En parte se había ido el mal sabor de boca de haber hecho el indio con la collera garrafalmente marrada.

Muy bonito y parejo el venao cobrado en el 3 de la Golondrina.

Sentimos los perros de vuelta. Aquí esta todo "el pescao vendió", pienso. El paso de la rehala camino del camión como para mirar hacia otro lado. Decidimos recoger e ir a marcar el venado, un diez puntas muy bonito con el que nos fotografiamos orgullosos, era mejor de lo que pensamos.

Contento, posando con el venado de Escoboso.

En la casa, los primeros comentarios y las primeras conclusiones: suerte dispar. Mi amigo Diego, en uno de los últimos puestos de nuestra armada se había "tiznao", me alegre mucho por él pues habia empezado fallón esta temporada. Uno de los mejores puestos el de otro buen aficionado, Antonio, que contento posaba con su collera de venaos.

Puestazo el de Antonio F. en Escoboso.

En buen día el que echamos en Escoboso, gente conocida, buen ambiente y un gran resultado el que se cosecho. Me quede con ganas de ver montería: el trabajar de las rehalas, las corridas de las reses seguidas de los perros, ver alguna faena en condiciones de un perrete,... En fin, lo que nos gusta a los bichos raros que no nos basta con cobrar una res, eso es muchas veces secundario.

9 comentarios:

  1. EHNORABUENA RORRY ES MU BONITO Y PAREJO EL VENADO HAS CAMBIADO EL CUCHILLO POR EL RIFLE NO ESTA MAL.

    AGUILERA.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda narración y magnífica moraleja final. Lo bueno, si es aleccionador, acaba siendo superior.
    Saludos y felicitaciones.

    Fdo/. Otro bicho raro.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Rorry,

    Me temo que, técnicamente, Escoboso y la Peña son dos fincas colindantes que, como tu bien dices, son propiedad de los Echevarría. Como bien sabemos si tienes 4 fincas juntas terminan siendo un todo y conociéndose por un mismo nombre. Como, en este caso, "la Peña". Lo cuál no quiere decir que el gran montero y defensor de nuestras tradiciones don Santiago, se dedicase a "cambiar" nombres a las fincas.

    Un saludo y enhorabuena por mantener vivo este aficionado blog.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todos por participar. Me alegra mucho que le deis vida al blog solo os pediria que firmarais los comentarios pues asi sabria con quien hablo en cada momento que sino esto es mas frio que el entierro de colmillo blanco.

    Aguilera a ver cuando coincidimos que esta temporada parece que no nos vamos a ver en la sierra ningun dia, y eso no puede ser.

    Respecto al tema de La Peña, a mi me contaron que su nombre era Escoboso y que en su dia se cambio, entiendo perfectamente a lo que te refieres se que ocurre muchas veces que cuando varias fincas forman un coto, este se llama unicamente con el nombre de una de ellas. A ver si pregunto y me entero bien para aclararlo.

    Un saludo y gracias por participar.

    ResponderEliminar
  5. ¿Eres tu el del video de youtube, de Puesto Pajaron?

    Alvaro.

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente, ese dia no hubo suerte pero mi amigo Rafa y yo echamos un dia magnifico en la linde con La Aljabara. Ademas por aquella epoca era casi Navidad y algun polvoron que otro nos tomamos en el cortijo con los muchos amigos que alli nos juntamos.

    ResponderEliminar
  7. Rorry pues todavia queda temporada y me supongo que nos veremos en alguna ya que todos los fines de semana estoy en el monte esta semana estoy tambien haber si coincidimos macho y charlamos un rato. Veo que el blog poco a poco va entrando amigos esos es bueno. Nosotros hemos colgado unas cronicas esta semana y en tres dias hemos tenido 500 entradas es cuestion de tener tiempo.
    Bueno un abrazo y que siga la suerte.

    AGUILERA

    ResponderEliminar
  8. A pesar de lo catalino... escribes muy bien y cada día me gusta más tu blog.
    Un saludo
    JAVI (F.J.L.M.)

    ResponderEliminar
  9. don Santiago, además de gran aficionado y gestor de su querida finca la Peña, no olvidemos que fue un gran dueño de rehala

    ResponderEliminar