REHALA

"Rehala" nace con la idea de dar auge en la red a un mundo tan autentico y tan bonito como es el de la REHALA de monteria. Por medio de este blog se pretende dar a conocer a todo aficionado al mundo de la caza y los perros,las rehalas que monteria tras monteria realizan esa labor tan poco valorada pero tan imprescindible en nuestras agrestes sierras.

UNA REHALA

No hay verdadera montería sin perros. Cuando se montea de verdad, es decir, con todos los elementos que el caso requiere, y entre ellos, y en lugar preeminente, varias rehalas punteras, éstas lo van diciendo todo. Lo van diciendo todo al que sabe escuchar, que no es fácil. Si sabe escuchar, aunque le haya tocado un puesto en que, por mala suerte, no haya tenido vista sobre el terreno, se habrá podido dar perfecta cuenta -siempre y cuando los perros sean de calidad- de todo cuanto ha sucedido en el día. Desde la hora en que se soltó hasta en la que se terminó la batida:de si ha habido interés o no, de si se ha tirado bien o mal, de si la caza ha corrido en dirección que convenía, de si se ha vuelto o de si no ha salido. En fin, de todo se habrá enterado y bien poco será lo que le puedan contar los que han tenido la suerte de presenciar el conjunto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

EL PERRO DE REHALA

El buen perro de rehala, sea cualquiera su clase, desde el puro podenco envelado y peliduro al de padres desconocidos y tipo inverosímil -que los dos pueden ser de punta-, requiere, entre otras, las siguientes características principales: fuerza, coraje,perseverancia, vientos y dicha. A cuál de ellas mas importantes, y si no las reúne es un perro incompleto.

Veinte Años de Caza Mayor. Conde de Yebes.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Zahurdillas (Hornachuelos, Córdoba)


Parecía que nunca iba a llegar el día, mucho tiempo con la fecha marcada en el calendario, muchas charlas sobre el estado de la mancha, muchos partes desde la propiedad y guardería, en resumen: muchas ganas de que llegase el día grande de esta magnífica finca de nuestra Sierra de Hornachuelos.

Nuevos aires, después de muchos años, en relación a la orgánica. En mi modesta opinión, ni peor ni mejor, simplemente otra de las conocidas. El mal regusto dejado por los anteriores hacía que la novedad llevase de la mano expectación y más sabiendo que habían puesto mucho de su parte para que la finca estuviese cargada de reses: no había faltado comida en todo el verano y la tranquilidad de tener todo vendido desde tiempo atrás únicamente provocaba que se aguardara con ganas la llegada del día "D".

El rezó fue seguido con respecto por los monteros presentes.

Ha sido la comidilla de muchos corrillos, pues se trata de una mancha de sobrado cumplimiento y había ganas de ver que pasaba este año en que parecía que no iba a haber excusas y que los nuevos venían con fuerza y ganas. Muchas caras conocidas en la junta, allá por La Atalaya. Temprano se citó, pero la falta de agilidad y que el lugar para organizar las armadas era poco idóneo provocó que hubiera puestos, como el mío, que hasta cerca de las doce no soltara los trastos bajo su tablilla. Mientras, las rehalas ya iban camino de las sueltas. Por cierto, que alegría ver que por fin se montea Zahurdillas con rehalas y no con sucedáneos. Allí estuvieron, entre otras, la que fuera de Curro Vega (q.e.p.d), la que fuera de Jubel (q.e.p.d.) hoy de Calixto y Rafa, la de Roda, la de Tolin de Adamúz, la de Vadillo, la de Cabanillas, la de Galo y muchas mas, en fin otra cosa.

Que bella estampa la de los podencos de Vadillo (divisa a franjas grises y rojas, collarín verde)

Tiros se sintieron pocos, al menos desde la traviesa de Los Hornillos, desde donde pude ver mucho movimiento por El Cerrejón, madre de esta finca. En cambio a pesar de no sentir mucho tiroteo el resultado cumplió. Se sobrepasaron las 55 reses, destacando dos marranos sensacionales, un par de venaos bastante buenos y un gamo. Tratándose de una finca abierta, dando a la carretera y teniendo en cuenta que días anteriores se habían monteado las fincas linderas, el resultado tiene poco que objetar. Yo, personalmente me quedo con un sabor un tanto amargo, y es que conocía lo bien que ha llegado a estar la mancha semanas antes, lo tomada que la tenían los guarros y los cinco o seis venaos de buen porte que rondaban los comederos en berrea. En fin, es lo que tienen las fincas abiertas y es lo que tiene que se marque la fecha con tanta antelación y no se sepa rectificar para darla cuando hay que darla.

Guardería de Zahurdillas y Los Corrales junto a un bonito venao abatido en la armada del Río.

Como año tras año, este es ya mi cuarto año monteando Zahurdillas, me quedo con el buen trato que ofrece la propiedad, D. Andrés a la cabeza, así como la guardería (Ángel, es un fenómeno) que amablemente abren las puertas de su casa en este día y se preocupan por los amigos. Como no podía ser de otra manera volví a ser de los últimos en salir del cortijo, del que cuesta mucho salir cuando se repasa la actualidad campestre junto a la chimenea, el agua de fuego y el pastelón cordobés.

La foto en el poyete del cortijo, todo un clásico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario